En ocasiones nos encontramos con personas interesadas en formarse profesionalmente en el área de los masajes y no conocen las diferencias entre Fisioterapia, Osteopatía, Quiropráctica y Quiromasaje, ni marco legal que respalda (o no) a cada una de estas profesiones.

A continuación resumimos las principales diferencias con el fin de aclarar esta frecuente duda.

 

Fisioterapia

El fisioterapeuta es un profesional de la salud que ha cursado una carrera universitaria (grado Fisioterapia), una formación exhaustiva en anatomía, biomecánica y afecciones médico-quirúrgicas.

El grado universitario de Fisioterapia capacita para la prevención y tratamiento de lesiones traumatológicas y deportivas, enfermedades reumáticas y articulares, y afecciones neurológicas de adultos y niños. Tratamiento de todo tipo de lesiones deportivas y traumatológicas, enfermedades reumáticas y neurológicas y, en general para mejorar la calidad de vida ante cualquier problema que afecte al sistema muscoesquelético.

Los fisioterapeutas son profesionales sanitarios, que es la característica que diferencia a la fisioterapia con las demás titulaciones que detallamos a continuación.

El fisioterapeútaa utiliza medios de distinta naturaleza, entre otros:

  • Terapia manual: masaje terapeútico, drenaje linfático manual, masaje con fines preventivos o recuperadores.
  • Movilizaciones articulares.
  • Electroterapia: ultrasonidos, láser, magnetoterapia, etc.
  • Termoterapia.
  • Actividades terapeúticas: estiramientos, ejercicios de espalda, natación terapeútica.
  • Terapias alternativas: acupuntura, técnicas de relajación.

Es el único profesional sanitario capacitado para aplicar tratamientos cuando existe una dolencia, lesión o enfermedad y busca un efecto terapeútico.

Deben estar colegiados en la comunidad autónoma en la que presten sus servicios.

Osteopatía

En otros países, la Osteopatía está reconocida como carrera universitaria, pero en España está considerada como “medicina tradicional complementaria” y legalmente solo puede ser practicada por fisioterapeutas especializados.

La Osteopatía se define como “una modalidad terapeútica constituida por un cuerpo de conocimientos teóricos y prácticos, específicos dentro del campo de especialización de la Fisioterapia Manual“, es decir, para ejercer la Osteopatía de forma legal será necesario disponer de la titulación oficial (grado universitario) como Fisioterapeuta.

La Osteopatía subscribe dos principios:

  • “La regla de la arteria es suprema”, significa que un suministro de sangre saludable ayudará a disfrutar de medio corporal saludable.
  • “La estructura controla la función” hace referencia al hecho de que los problemas en la estructura del cuerpo, por ejmplo, demasiada tensión en ciertos músculos o la desalineación de un hueso, puede inhibir la función natural de muchos sistemas corporales.

Quiropráctica

La Quiropráctica se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético, así como de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general.

La quiropráctica optimiza la función del sistema nervioso a través de los ajustes que realiza manualmente el quiropráctico en la columna vertebral. similar a la ortodoncia en los dientes.

En otras partes del mundo la quiropráctica, o Quiropraxia, se reconoce como profesión sanitaria autónoma, en España la Ley 44/2003 no menciona la quiropráctica, por lo tanto, en España, no existe la quiropráctica como profesión sanitaria y se reconoce dentro de las competencias de los fisioterapeutas.

Por tanto, al igual que la Osteopatía, la legislación española exige como requisito para aplicar técnicas quiroprácticas con fines de tratamiento de salud que el profesional tenga el titulo oficial (grado universitario) de Fisioterapeuta.

El quiropráctico trabaja con sus manos y centra su trabajo en la columna vertebral, alineando todas aquellas vértebras que han perdido su posición correcta.

En la evolución de los seres humanos, el ser humano lleva muy poco tiempo en posición bípeda, lo que hace que nuestra columna todavía no esté lo suficientemente firme y preparada para sostener el peso de nuestro cuerpo. Por tanto, es habitual que prácticamente todas las personas padezcan de problemas en la columna vertebral por esta razón tan simple.

Por otro lado, cuando el sistema nervioso esta estimulado y funciona correctamente, gracias a la alineación de nuestra columna vertebral, el sistema inmunitario se ve fortalecido y todo el cuerpo se ve beneficiado.

El desplazamiento vertebral desencadena múltiples problemas. Cuando la columna empieza a perder equilibrio o posición ideal (por causa de traumatismos, tensión, estrés, caídas, accidentes, etc.) pierde su función protectora y empieza a irritar el sistema nerviosos, interfiriendo en su comunicación interna. Pueden aparacer síntomas de vértigos, zumbidos de oídos, pérdida de fuerza, hormigueos, etc, o irritación en los nervios salientes favoreciendo los ataques de ciática o migrañas por ejemplo.

 

Similitudes y diferencias entre Osteopatía y Quiropráctica

Similitudes:

La Osteopatía y la Quiropráctica en lugar de ver el cuerpo humano como una serie de partes individuales, lo ven de un modo más holístico, más global, que puede sanarse a si mismo y que una unidad totalmente interconectada.

Los dos, tienden a tratar casos similares con técnicas similares, basándose en la mayoría de casos en manipulaciones manuales de estructuras del cuerpo y en consejos sobre modo de vivir más saludables.

Las manipulaciones que realizan consisten, en ambos caso, en llevar a cabo un pequeño y rápido impulso a las articulaciones con poca movilidad a fin de que recuperen su nivel normal de movilidad. Suele producir un pequeño chasquido o crujido pero no es una técnica dolorosa y tiene un beneficioso efecto analgésico. Los quiroprácticos lo llaman “ajuste” y los osteópatas “manipulación osteopática”.

Diferencias:

En general la Quiropráctica tiende a concentrase más en el sistema nervioso y en la columna vertebral para su diagnóstico y su tratamiento. La Osteopatía da a la columna vertebral una importancia similar al sistema muscular y circulatorio.

La Quiropráctica da prioridad al sistema nervioso (especialmente el cerebro y la médula espinal). El área del sistema nervioso que se daña más habitualmente es la columna vertebral y el interior de los huesos craneales. Los quiroprácticos se concentran primordialmente en la columna vertebral y en el alineamiento de las vértebras para reducir el dolor y la tensión de nuestro cuerpo.

Por otro lado, los quiroprácticos pueden llegar a emplear otros sistemas de diagnóstico como los Rayos X, escáner, test de sangre o de orina. Los Osteópatas sólo procerán a otro tipos de diagnósticos si es necesario, tienden a poner más énfasis en el examen o inspección físico.

Otra diferencia en cuanto a las sesiones es que las manipulaciones que realiza el Osteópata se basan en movimientos suaves y grandes mientras que los ajustes quiroprácticos, son movimientos rápidos y muy precisos.

La diferencia entre Osteopatía y quiropráctica sobre todo es que la quiropráctica pretende ir a la raíz de un problema, basando su técnica en la corrección y no únicamente en el síntoma o el alivio del dolor.

Quiromasaje

¿Qué debes estudiar si quieres desarrollar tu profesión como Quiromasajista?

La Consejería de Educación no reconoce ningún título oficial de Quiromasajista, o masajista, pero esto no quiere decir que no existan  buenas escuelas y academias que impartan la formación de masajista, ni que el masaje no esté regulado, simplemente no hay una titulación oficial equiparada en todo el territorio nacional.

El masaje puede ser aplicado por profesionales no sanitarios como el Quiromasajista, siempre que no se usen para tratamiento de una patología.

Un masajista, quiromasajista, masajista deportivo, puede actuar en personas sanas que no tengan lesiones, a modo preventivo.

El quiromasaje es una técnica que proporciona un gran bienestar al organismo en general.

Para acudir a la consulta del profesional del Quiromasaje, no es necesario estar lesionado o tener algún tipo de dolor, se puede utilizar el masaje como elemento preventivo.

Muchos deportistas, programan sesiones regularmente de masaje como complemento de su plan de entrenamiento. En estas sesiones el quiromasajista trata la tensión acumulada durante su periodo de entrenamiento.

Los deportistas también suelen programar sesiones previas a la competención donde el quiromasajist preparará la musculatura, activando la circulación sangüínea, la temperatura  y la elasticidad para que el deportista rinda al máximo.

También pasada la competición el quiromasajista puede ayudar a relajar la musculatura, eliminar las toxinas generadas por la competición y favorecer su recuperación.

No es necesario ser deportista para acudir al Quiromasajista. Entre los principales beneficios del Quiromasaje se encuentran:

– La reducción de la tensión muscular.

– El aumento del flujo sanguíneo.

– La relajación del sistema nervioso.

Las sesiones de Quiromasaje hacen sentir mejor, ayudan al bienestar y a nuestro día a día.

contactar-academia-bilbaoSolicita más información sin compromiso

  • Acepto los términos y condiciones de uso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para una mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando aceptas las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
NEWSLETTERS

NEWSLETTERS

Recibe en tu buzón de correo nuestras últimas noticias y promociones.

¡Suscripción enviada!

X