CONSULTORÍA DE FORMACIÓN

¿Te gustaría conseguir mejores resultados gracias a la formación de tus trabajadores? Estamos a tu disposición.

QUÉ HACEMOS

  • Colaboramos con empresas y entidades a lograr sus objetivos de negocio, integrando y alineando la formación de los trabajadores en la estrategia empresarial.
  • Trabajamos para centros de formación, cooperativas de enseñanza, empresas, asociaciones, colegios profesionales, emprendedores y administraciones públicas y privadas. Intervenimos en todo el proceso formativo o en parte, justo lo que necesites, a distancia o de forma presencial.

QUÉ NECESIDADES RESOLVEMOS

  • Detección de las necesidades formativas dentro de su empresa.
  • Planificación de las acciones formativas a llevar a cabo en el año.
  • Diseño de proyectos formativo.
  • Gestión de la bonificación de la formación ante la Fundación Tripartita.
  • Tramitar la homologación de sus instalaciones como aulas.
  • Tramitación de homologaciones de centros formativos o ciertas aulas.
  • Asesoramiento o formación para utilizar las aplicaciones informáticas de la Fundación Tripartita.

PLAN DE FORMACIÓN: OPTIMIZACIÓN Y BUENOS RESULTADOS.

1. Identificación y Análisis de Necesidades Formativas

FASE 1

Identificamos los problemas o puntos a mejorar en diferentes áreas funcionales de la empresa/organización y decidimos si estos problemas se pueden resolver a través de la formación, determinando posteriormente el tipo de acción/es formativa/a necesaria/s en cada caso.

Habitualmente las necesidades formativas surgen por 3 tipos de causas:

  1. Problemas de desempeño de trabajo.
  2. Introducción de nuevas tecnologías
  3. Cambios legales o introducción de normas

Las dos últimas causas ocasionan a su vez problemas en el desempeño del trabajo debido a las nuevas competencias que la introducción de nuevas tecnologías o cambios legales obliga asumir.

Definimos las necesidades formativas como el desfase entre lo que es y lo que debería ser.

2. Diseño y Planificación de la Formación

FASE 2

Priorizamos las necesidades dando más importancia a aquellas que resultan más relevantes, atendiendo también al nivel de gravedad de las deficiencias detectadas en comparación a la situación deseada.

Especificamos en el plan formativo claramente las necesidades de la organización y proponemos cómo llevarlo a cabo.

3. Ejecución del Plan de Formación

FASE 3

Una vez que se han planificado todos los aspectos del proceso formativo el siguiente paso es la puesta en marcha.

En esta fase lo fundamental será mantener un intenso seguimiento sobre el cumplimiento de los objetivos operativos planteados. Es importante que cada empresa cuente con su propia sistema de control, designando una persona que se responsabilice de la formación: mantener un seguimiento continuo del proceso formativo, asistir ocasionalmente a los cursos para comprobar cómo se desarrollan las acciones formativas (hablar con alumnos y el profesor…), así como los responsables de departamentos si los hubiere.

Es importante una colaboración estrecha entre empresa y nuestro equipo técnico de formación, lo cual favorecerá sin duda un desarrollo adecuado del proceso formativo.

En caso de que no disponga de personal para ello, nos podemos ocupar.

4. Evaluación de los Resultados e Impacto de la Formación

FASE 4

La formación debe estar adaptada a las necesidades reales y llevarse a cabo adecuadamente, ser efectiva, eficaz y rentable.

En la mayoría de las empresas y especialmente en las PYMES, las prácticas de evaluación de la formación continua se encuentran en un grado de desarrollo poco avanzado.

5. Acciones de Mejora y Correctivas

FASE 5

Identificamos  las desviaciones detectadas en el desarrollo del proceso, las tenemos en cuenta en siguientes procesos formativos y llevamos a cabo las mejoras oportunas, contribuyendo a su vez a la mejora continua de los resultados.

¿Quieres mejorar tus resultados empresariales?

Mejora la capacitación de tu personal sin coste. ¡Solicita información sin compromiso!

Contactar